Existen distintos métodos para tratar y prevenir las várices, como hemos mencionado en nuestras últimas notas. Lo importante, es complementar un tratamiento con otro, para obtener mejores resultados.

Hoy vamos a hablar de los métodos naturales para tratar y prevenir las várices, que puedes hacer en tu casa para acompañar cualquier tratamiento médico que te estés realizando.

  • Aceites esenciales

Un método natural, complementario a los tratamientos médicos para várices, es el uso de aceites esenciales. Entre ellos se recomienda el romero, la lavanda y el enebro diluidos en aceites bases para aplicarlos sobre el área afectada.

  • Compuestos homeopáticos

Existen compuestos homeopáticos que contribuyen a tratar y prevenir várices. Por ejemplo, el compuesto hamamelis se usa para venas dolorosas y moretones; el carbón vegetal se emplea para la piel que presenta manchas; la pulsatila se utiliza especialmente durante el embarazo si los síntomas empeoran con el calor y el aconite, cuando hay cansancio y existe la obligación de permanecer largos períodos de pie.

  • Nutrientes

La vitamina B es un nutriente que protege las paredes de las venas y lo encuentras en cereales integrales y levadura de cerveza. La vitamina C acompañada de bioflavonoides, es también muy recomendable y se halla en la cáscara de la naranja, del limón, del arándano, de las cerezas y moras. Estos alimentos tienen la propiedad de fortalecer los capilares sanguíneos y de prevenir la aparición de coágulos y trombos.

  • Alimentos

Como una ayuda extra, también está el ajo y la cebolla como alimentos que mejoran la circulación y, además, resultan buenos desinfectantes si existen úlceras en las piernas.

El alcohol, la sal, las comidas grasas y el tabaco son productos cuyo consumo debe evitarse o disminuir a su máxima expresión.

En general, hay que tener una dieta equilibrada; reducir la cantidad de azúcares concentrados, almidones, productos procesados y beber mucho líquido. Es la única manera de llevar un estilo de vida saludable que permita la prevención y el tratamiento de las várices de forma natural y no invasiva.